BLOG

Indicamos a nuestros lectores que todos los documentos en este espacio, son elaborados por el Equipo Editorial de Urantia Perú.

¿CUIDADANÍA CÓSMICA? 

Suena a utopía

En nuestro artículo anterior tuvimos tres realidades que confirman una ciudadanía cósmica, la lógica de la causación, la conducta moral y la adoración fraternal a Dios. En mi comprensión natural, requiero una explicación un poco más práctica, con manzanitas y palitos, y hago solicitud a fin de que puedan darme los estímulos correspondientes para definir este concepto.

Estoy seguro, que muchos de los que componen Urantia Perú, podrían sin duda alguna explicarlo mucho mejor, pero en base a mi comprensión daré una breve explicación:

Para ser ciudadano de un país, requerimos un documento que acredite que pertenecemos a él, muy aparte si lo conocemos profunda o ligeramente, pero requerimos de ese estatus para vivir tranquilamente, tener oportunidades de crecer, desarrollar y progresar, y tener el sentido de pertenencia, importante para fortificar la identidad. Al cumplir la mayoría de edad, tenemos la obligación de acceder a ese documento que nos califique como ciudadanos, y viene en el paquete una serie de derechos y obligaciones, por ende, iniciamos el proceso de ser personalmente responsables de nuestros actos, no solo los que indica la ley, sino todos aquellos de trascendencia moral en convivencia; al momento de aceptar dicho documento y firmar al recibirlo nos comprometemos a ser “ciudadanos”.

Bueno, es igual, solo con un pequeño detalle, no solo asumimos este compromiso en nuestro planeta sino para con todo el universo, por eso tenemos una ciudadanía cósmica, y si no la tenemos, pues la vamos adquiriendo, vivimos aquí, y hay reglas derechos y obligaciones y hay esos seres celestiales que también están con nosotros, y que, aunque no los podamos ver, están para sentirlos.

Durante nuestra existencia mortal y evolutiva, las experiencias adquiridas, y no vamos a calificarlas de buenas o malas, solo experiencias; contribuyen de manera directa en nuestro crecimiento, si metemos la pata como se dice, algo aprendemos, si hacemos un servicio hacia alguien, por muy mínimo que sea, aprendemos, y si solo estamos en la expectativa de tomar una decisión, también aprendemos, con más dolor porque nos invade el temor, el miedo, que a veces nos paraliza, pero también aprendemos.

Entonces, si haríamos una pequeña encuesta en nuestro entorno sobre el porcentaje en relación a haber vivido una experiencia como las mencionadas anteriormente, créanme, sin ser pitonisa (vidente), llego a la conclusión de resultados que TODOS, absolutamente todos experimentamos las mismas experiencias. Es decir que, al ser ciudadanos del mundo, no hay límites fronterizos, ni exclusividades raciales, ni diferencias de credo, todos los habitantes tenemos que vivir experiencias y estos ciudadanos indivisos compartimos este universo.

Nos queda el reto con tres opciones: de no creer en esta realidad, evadirla como un avestruz y pensar esto no es conmigo, o enfrentar esta realidad que nos demanda acción, para vivir un mundo mejor y para tratar de ser felices el tiempo limitado que tenemos que estar juntos.

Ahí queda de tarea, porque nos exige comprensión personal y colectiva.

EL UNIVERSO
Tenemos un compromiso no solo con nuestro mundo, sino con el universo en pleno también

¿QUÉ ES LA CIUDADANÍA CÓSMICA?

Cuando nos encontramos en el año 2019 intrépidos y entusiastas miembros de una joven asociación Urantia Perú, quisimos que el tema del próximo XI Congreso de la Asociación Internacional fuera reflexivo, visionario y nos impulse a la acción de hacer algo hoy y aquí, en nuestro pequeño mundo; nunca imaginamos que en realidad iba a ser reflexivo por una pandemia mundial, que afectaba a todos y cada uno de los habitantes de nuestro planeta cuestionándonos sin duda ¿Qué paso? ¿por qué sucedió esto?, ¿Cuál es el rol que nos toca a cada quien ante esta generada incertidumbre? Porque es entendible que no afectó, afecta y afectará solo a algunos, sino a la gran mayoría de los habitantes sin discriminar a algún país o ciudadanía que sea inmune.

Es decir, todos como ciudadanos del mundo estamos involucrados en un problema pandémico que nos afecta, y todos debemos encontrar las mejores soluciones, teniendo en cuenta que todos somos de una misma especie; seres humanos.

Y esto permitió hacer una imaginaria analogía, si esto como ciudadanos del mundo entendemos que tenemos que ser uno, y estamos todos los ciudadanos sin límites fronterizos, y no estamos solos en el universo, entonces tendríamos que ser ciudadanos cósmicos. Bajo esta premisa qué importante es comprender que la ciudadanía cósmica no consiste es ser exclusivamente marcianos, o mercurianos, o venusianos o terrícolas específicamente, la ciudadanía cósmica va mucho más allá de la presencia física y agrego corporal de vivir en planetas, sino también involucra a todos aquellos seres que sentíamos que existían, sea por religión o credos y que entendemos que viven, habitan de manera cercana a cada uno de los ciudadanos como los seres celestiales que ninguna creencia niega su existencia. Entonces, adquirir la ciudadanía cósmica involucra tres realidades:

  1. El reconocimiento matemático o lógico de la uniformidad de la causación física. Es decir que la causa física (causa-efecto) es para todos igual.
  2. El reconocimiento razonado de la obligación de la conducta moral. Quiere decir que las decisiones morales son un deber (un compromiso, una necesidad) en nuestra vida, y
  3. La comprensión por la fe de la adoración fraternal de la Deidad, asociada con el servicio amante a la humanidad. Implica que esa fe íntima, amistosa, para con Dios Padre está relacionada con ese servicio hacia todos y cada uno de los seres humanos.
  4. Hasta aquí, se abre la posibilidad de debatir, en una próxima oportunidad. Interesante para todos ¿No?
Ciencia ficción Galaxia Planeta Estrellas Ciencia ficción Cosmos Fondo de  Pantalla | Origen del universo, Sistema estelar, Materia oscura
UNA CIUDADANÍA CÓSMICA… UN CIUDADANO DEL UNIVERSO

EL XI CONGRESO DE URANTIA ASOCIACION INTERNACIONAL

Hacia la Ciudadanía Cósmica… ¡la hora ha llegado!

Por los años 2017 se concretó la asociación de Urantia Perú, un grupo de buscadores de la verdad que derivó de la lectura del Libro de Urantia, como estación final de buscadores pasando previamente por diversas religiones, creencias, metafísica y cuanta actividad conlleve a una investigación con respuestas que aclaren cuestionamientos sobre la Verdad y Dios.

En nuestro avance se fueron estructurando actividades que permitió congregar muchas más personas que igualmente eran lectores silentes del Libro de Urantia y desconocía la viabilidad de compartir discernimientos y enfoques de las enseñanzas de este libro.

Quienes compartíamos la ilusión de que se difundiera más y más, llegando a lugares absolutamente poco convencionales como la feria ANTIFIL (una feria que da acceso a todo material NO Convencional) y había un potencial humano con muchas ganas de hacer difusión directa e indirecta para que cada quien pueda conocer de las enseñanzas escritas.

Y llegó la propuesta en el año 2019 de aceptar el reto de realizar una Conferencia Internacional que permitiera juntar a lectores, simpatizantes y nuevos lectores en un lugar maravillosos como es el Valle Sagrado de los Incas, en Cusco, Perú.

Las actividades preliminares se fueron desarrollando viable y compartidas, visualizábamos una actividad de alta envergadura que nos unía por sentimiento pleno en haber descubierto la verdad, conocer Dios y hacer servicio para ayudar a nuestros semejantes.

Como es un hito en el planeta, en el mes de marzo del 2020, hubo una parálisis planetaria por un virus Covid19 cuya proyección nos presentaba un panorama absolutamente sombrío para desarrollar una actividad en nuestro país. Nuestras actividades previamente diseñadas estaban en un camino positivo y ante este impedimento que salía fuera de nuestro control solo teníamos una posibilidad: Hacer el Congreso Internacional de manera virtual.

En el intercambio de opiniones con los directivos y teniendo un fundamento de difusión mucho más masiva que la convencional, se aprobó cambiar a una versión presencia a una Experiencia Virtual. Es decir, se realiza nuestro congreso en la misma fecha propuesta (24 y 25 de abril) y con grandes expectativas por ser un evento que por la misma tecnología nos permitirá llegar a casi todo el planeta.

Los previos de este evento, son similares a las elaboraciones cinematográficas de gran envergadura, expositores de conferencia, facilitadores de Talleres, coordinadores del uso de la tecnología, traductores (en inglés, español, francés y portugués) voluntarios quienes serían nuestros ojos y manos durante la transmisión del evento mismo. Un reto impensable, pero como existía un lema que nos impulsa día a día y radica en los no egos, las no confrontaciones y los no conflictos porque sabíamos que esto era “por el Padre, con el Padre y por el Padre”

Los temas elegidos y discutidos durante varias y largas sesiones, temas elegidos con una propuesta visionaria de ser un ciudadano cósmico, y que el tiempo el limitado para concretarlo, así como las 8 conferencias, los más de 30 talleres en 4 idiomas acercando a los participantes de manera práctica, reflexiva y experiencial en los detalles de un acercamiento al servicio para la difusión de las enseñanzas de Jesús. Un punto aparte conlleva el reclutamiento de voluntarios con habilidades de comunicación, redacción, manejo de redes sociales, diseñadores gráficos, expertos en análisis estadísticos, especialistas en fotografía, productores de audiovisuales, organizadores de eventos artísticos, en fin, todo un equipo cuyo entusiasmo no sede, y no lo hará hasta concluirse el Congreso internacional.

Estos son los entretelones de una Conferencia Internacional que sin la ayuda y consejo de los directivos de la asociación Urantia Internacional no se hubiera podido concretar, bueno, el reto está planteado, así que nos queda estar atentos a cualquier imprevisto y sobretodo PARTICIPAR en este XI Congreso de Urantia Internacional desde la ciudad del Cusco, Perú.

Bienvenidos.

¡LA HORA HA LLEGADO!

EL LIBRO DE URANTIA (el libro azul)

Un documento valioso para Buscadores de la Verdad.

Allá por los años 90’s cuando teníamos una cultura de rebeldía espiritual, pero generadora de más buscadores de la verdad, andaba circulando hacía varios años atrás aun por grupos “selectos” un libro de caratula azul brillante cuyo título decía EL LIBRO DE URANTIA iba en letritas doradas, y llama mucho la atención porque era bastante gruesito (2,096 paginas) en papel muy fino, impresionante.

En mi caso eran muchos años de leer, preguntar, conocer tantas opciones para responder a preguntas que todos tarde o temprano nos hacemos, ¿quién soy?,¿adónde voy?, ¿qué me falta que no siento totalmente paz en mi vida?, ¿sé que Dios existe, pero no sé nada más, porque tantas creencias no lo definen bien?

Pues bueno, nos dicen pide y pide y se te dará…y así fue.

Este Libro de Urantia, la quinta revelación, se convirtió en un manual de vida, un libro de consulta, una guía espiritual, un referente antropológico, una base histórica sobre religiones, culturas, la vida terrestre y esa vida que desde niños nos enseñaron, la vida celestial de ángeles guardianes.

Al confrontarte con ese voluminoso libro, lo primero que piensas es:  wowwwwww, ¿tanta información?, pero no tiene dibujitos, y las paginas son tan delgaditas…pero si enfrentas esta primera impresión, descubrirás un nuevo mundo de aventuras, de viajes intergalácticos, de conocimiento aplicable a todos los lugares y sitios del planeta, nuestro planeta URANTIA (ese es su nombre) y sobre todo en mi caso, cómo se inició la vida.

Entonces, ya no quieres parar y encima quieres contárselo a todo el mundo, es realmente un descubrimiento y te involucras en una expedición con mochila vacía, protección solar (es decir celestial), equipo de escalamiento (una mente ilimitada) un GPS (sobretodo espiritual) y una brújula infaltable (el espíritu divino), bueno y como olvidar el transporte (nuestro cuerpo).

En lo personal, lo he leído primero con curiosidad, luego con detenimiento lógico, posteriormente con un discernimiento compartido y ahora es el mejor consultor que tenga. ¿Problemas materiales? el LU (libro de Urantia) observación de fenómenos emocionales. el LU, ¿alguien requiere una consulta psicológica? el Lu, necesito precisar datos históricos el LU…como verán hay mucha información que requiere ser compartida.

Y he dejado para el final, en lo que personal considero la más importante la vida y enseñanza de Jesús de Nazaret, esta parte sí que terminó por completo de girar mi perspectiva de lo que es la vida y después de tantos años, no dejo de aprender, de discernir e involucrar todo este paquete de conocimiento en mi vida práctica.

Esta es la Quinta Revelación, un documento de acceso ahora totalmente público que determina cómo quieres ver tu futuro, recordar el pasado y aprender a vivir el ahora, aquí, en el presente.

El Libro de Urantia. Urantia Foundation de segunda mano por 19 € en Alcalá  de Henares en WALLAPOP
Un Libro de 2096 páginas y 196 documentos

¡Bienvenidos todos!

Este es el sitio web de Urantia Asociación Perú, organización sin fines de lucro, legalmente constituida desde 2017.

Es nuestro propósito que este sitio contribuya a conocernos más con artículos, enlaces, noticias, fotos y otros muchos recursos didácticos relacionados con la Verdad, Bondad, y Belleza, y es decir, todo aquello que nos permita crecer espiritualmente.