10ª CONFERENCIA INTERNACIONAL EN LOS PAÍSES BAJOS

Testimonio de Jorge Buckingham

Ámsterdam 2018

Dicen que las grandes experiencias se recuerdan para siempre. Más aún. si estas forman parte de un aprendizaje que transforma nuestras vidas. Y debe ser así, porque evocar el recuerdo de las vivencias experimentadas en el 10a Conferencia Internacional de la Asociación Internacional Urantia me produce un placer muy especial.

El evento se llevó a cabo del 12 al 15 de abril de 2018 en Noordwijkerhout, Países Bajos. El lugar elegido para servir de escenario fue el Centro NH de Conferencias de Leeuwenhorst. Un espacio diseñado y acondicionado a semejanza de las más prestigiosas universidades del mundo, el cual contribuyó a dar a la Conferencia un adecuado ambiente académico. La vitalidad que Antoinette Hall y el ícono de la música reggae, Pato Banton como maestros de ceremonia, es digna de resaltar. Una energía y contacto con la audiencia que estimuló y preparó a todos, para las siguientes horas de reflexión, algarabía y espectáculo.

En lo particular. me agradó mucho la metodología empleada para desarrollar la Conferencia. Después de breves presentaciones generales de 10 a 15 minutos, se invitó a los participantes a reunirse en grupos previamente establecidos, en los que se podía tratar en mayor profundidad y detalle los temas tratados. Al formar los grupos se tuvo en cuenta el idioma del participante. Los expositores asignaron tareas, y ofrecieron referencias y preguntas para el debate a fin de enlazar los conceptos teóricos con la vida cotidiana. Me pareció una manera dinámica e interactiva, porque todos los asistentes tenían las mismas posibilidades de expresar y hacer un aporte con sus ideas.

Tuvo mucho de anecdótico, cuando junto con algunos hermanos colombianos, decidimos salir un rato a las afueras del Centro de Conferencias, para ver de cerca los cultivos de los típicos tulipanes holandeses. Estaba atardeciendo y empezaba a enfríar. ¡Verdaderamente una belleza! Nos tomamos varias fotografías disfrutando del paisaje y los hermosos colores de las flores. Recuerdo que una de las chicas dijo que eso era un anticipo a la belleza que nos espera en el Paraíso. ¡Hay veces que las palabras no alcanzan para expresar lo que desborda nuestras almas!

Fue muy gratificante conocer y compartir, durante cuatro días de intensa actividad, con hermanos lectores del Libro de Urantia de los cinco continentes. Todos reunidos bajo una misma bandera. Personas diferentes. Personas de diferentes razas, ideologías o nacionalidades. Todos reunidos en nombre de Jesús de Nazareth. Comprometidos en dar lo mejor de sí mismos, en una labor de amor y servicio a la humanidad. En suma, formar parte de la 10ª Conferencia Internacional celebrada en la ciudad de Amsterdam ha sido entusiastamente memorable y grandioso.